Principales expectativas RD para 2024

0
62

Por Juan López

Para exorcizar acontecimientos negativos durante el 2023 en la R. Dominicana (RD), nuestra última reflexión de este año, reseña los 10 principales hechos económicos, sociales y políticos que se produjeron, en especial aquellos que redujeron la calidad de vida del pueblo; al mismo tiempo presentaremos las legítimas expectativas RD, al respecto  para el Nuevo Año 2024:

  1. El alto costo de la vida, durante el 2023, ha sido un dolor de cabeza para los pobres y la clase media. Para el Banco Central la canasta familiar en el primer quintil terminará por encima de los 26,573 pesos y la canasta familiar nacional superará los 44,500 pesos, con una inflación de 4.3 %. ¡Puro eufemismo técnico!

Porque lo cierto y verdadero es que la canasta de los principales productos alimentarios (para la comida diaria) terminará por encima del 8 % de inflación y con más de 47 mil pesos la canasta de productos alimentarios. Por tal razón, la esperanza del  pueblo para el 2024 es la aplicación de medidas efectivas contra el flagelo de la inflación que tiene un fuerte y  negativo impacto en la  calidad de vida de la  población.

  1. En el 2023, el Congreso Nacional  materializó un festín de  aprobación de decenas de préstamos que les sometió el Poder Ejecutivo, lo cual incrementó nuestra deuda externa por encima de los 35 mil millones de dólares en menos de cuatro años. Incluso, el gobierno del PRM-Abinader obtuvo la aprobación del presupuesto nacional deficitario para 2024, por lo cual ya se aprobó la emisión de bonos soberanos por miles de millones de pesos; lo cual vaticina que se continuará aumentando la deuda externa. Ojalá que se recapacite y se le ponga un rápido stop a la política alegre de endeudamiento, lo cual afecta el futuro de la nación.
  2. Por la gran cantidad de muertos y heridos que arrojaron cientos de accidentes de tránsitos en el 2023, en especial con motoristas, vehículos pesados de cargas y  autobuses, colocando a la RD en el primer lugar en el ranking mundial de accidentes, lo cual ¡es una verdadera calamidad social con categoría de epidemia!

Ante esta lamentable tragedia que tanto dolor y luto genera en la población;  es mandatorio que  a nivel de la seguridad vial se proceda con la correcta ejecución de la Ley No. 63-17 y en las principales ciudades y autopistas se declaren en “estado de emergencia”; lo cual exige que, para este 2024, las autoridades implementen  más acciones preventivas y nuestros conductores y chóferes sean más conscientes de sus responsabilidades al conducir.

  1. La delincuencia social, el incremento de actos de violencia, y los femenicidios fueron acontecimientos que mantuvieron  en zozobra al país,  llenando de huérfanos y tristeza a muchas familias. Es la causa por la que la inseguridad ciudadana ocupa el primer lugar en todas las encuestas, que debe ser uno de los principales problemas a resolver, en el 2024.
  2. Faltando el respeto a sus múltiples promesas, el presidente Abindader y su congreso volvieron a dejar en el “archivo muerto” el Código Penal. Durante más de 3 años jugaron voleibol con ese proyecto de ley. Ojalá que, no obstante que el 2024 sea un año electoral, el gobierno y sus legisladores sean capaces de asumir la responsabilidad  política de aprobar el tan esperado y necesitado Código Penal.
  3. En el actual gobierno se evidencia un deterioro de varios servicios públicos. Los millonarios recursos que el pueblo aporta al gobierno y la Constitución le obligan a ofrecer servicios con calidad a través de varias instituciones gubernamentales. Se alberga la esperanza de que, en este 2024, el gobierno procure mejorar la calidad y cantidad de los siguientes servicios públicos:
  4. A) La entrega a tiempo de la libreta de pasaporte. B) Las atenciones del Sistema 911. C) Reducir las series de apagones y el costo de las facturas eléctricas. D) La DIGESETT y el INTRANT implementen acciones para disminuir los tediosos tapones. E) Dar mantenimiento a las instalaciones deportivas en los municipios y atender las prácticas deportivas de la juventud.
  5. Tanto la salud como la educación son derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución. Sin embargo, durante el 2023, en ambos renglones se evidenciaron varias falencias que, inequívocamente, afectaron a varios sectores sociales, que demandan sean corregidos para que los dominicanos puedan disfrutar de más salud y mejor calidad en la educación a partir del 2024.
  6. Las relaciones dominico-haitianas y la inmigración de haitianos indocumentados son dos situaciones permanentes y delicadas por diferentes factores. La forma como se manejaron ambas situaciones en el 2023 produjeron una delicada crisis, incluyendo la errada decisión de cerrar, unilateralmente, la frontera,  con muy negativas consecuencias.

El mal manejo de esas situaciones por parte del gobierno del PRM-Abinader complicó las relaciones dominico-haitianas, incrementó las tensiones,  los prejuicios y resentimientos que se anidan en algunos sectores dominicanos y en las élites haitianas. Aspiramos que, en el 2024, ambas situaciones sean mejor administradas para superar viejos enconos y evitar que degeneren en violentas confrontaciones, que afectarían la política de buen vecinos y la cohabitación  pacífica en la Isla de Santo Domingo.

  1. Esperamos y deseamos que tanto el actual gobierno del PRM-Abinader como el nuevo que pueda surgir en las próximas elecciones apliquen todas las medidas que fueren necesarias para  preservar la estabilidad macroeconómica, la seguridad jurídica, el respeto a las libertades y derechos humanos y  de la  paz social y  política que disfruta RD. Son conquistas  muy positivas que todos, gobierno y oposición, tenemos el deber de consolidar todo el 2024, por encima de las diferencias sociales, políticas y partidarias.
  2. Desde enero pasado, el país se encuentra inmerso en una ardua campaña electoral. En este 2024, debemos mantener el ambiente pacífico en que se desarrolla el proceso para garantizar que las elecciones sean democráticas, equitativas,  transparentes y con resultados aceptados por los perdedores y los favorecidos con la mayoría del pueblo dominicano.

Esos 10 acontecimientos RD en el 2023 produjeron nuestras reflexiones, porque a través de ellos se proyectan las principales expectativas que aspiramos sean satisfechas para seguir progresando y  mejorando la calidad de vida del pueblo dominicano, en el Nuevo Año 2024. ¡Qué así sea!

El pueblo dominicano merece disfrutar, en este 2024,  de ¡paz social y política, bienestar y bendiciones!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí