Errores que afectaron la Alianza Opositora

0
68

Por: Juan López

En el pasado proceso electoral, un importante sector de la sociedad cifró sus esperanzas sociales y políticas en la formación de una alianza de los partidos y movimientos de oposición.  Interpretando esas expectativas y las evidentes desigualdades que  proyectaba la formación de un amplio bloque reeleccionista  del PRM-Abinader;  los líderes de los partidos PLD-FP-PRD, a regañadientes, también optaron por formar un bloque opositor.

Luego de una intensa y complicada carpintería, una comisión de dirigentes de los partidos PLD-FP-PRD pudo realizar un acto, el 21 de agosto de 2023,  para dar a conocer la formación de la “Alianza Opositora Rescate RD” con los siguientes consensos:  

En la primera fase: a) Participar aliados en candidaturas municipales para 86 alcaldías y 150 directores de distritos municipales, b) en  4 senadurías y posibilidades de ampliar las alianzas en esos tres niveles, y c) compromiso de apoyar, en la segunda vuelta, al candidato presidencial que quedare en primer o segundo lugar.  En una segunda fase aumentaron las candidaturas aliadas: 145 alcaldías, 215 distritos muncipales y 24 senadurías.  

En la conformación de esa Alianza Opositora se cometieron varios e importantes errores que, sin lugar a dudas, minaron el entusiasmo de las militancias de los tres partidos, y por vía de consecuencia, durante todo el proceso electoral reflejaron debilidades que les impidió aumentar la simpatía en la franja de los electores indecisos tanto para la Alianza como para cada uno de los tres partidos.  Observemos algunos de los errores:

Desconfianzas, resentimientos y egos personales entre determinados dirigentes fueron  significativos obstáculos para empezar las negociaciones entre los comisionados de los partidos PLD-FP-PRD.  Esas quisquillas impidieron la química que les cohesionaba  ¡Perdieron mucho tiempo para superar esos obstáculos!

En ningún momento los comisionados conocieron propuestas de gobiernos. La Alianza se formó sólo alrededor de candidatos. Las propuestas de programas para gestiones municipales,  congresuales y para el  gobierno nacional estuvieron totalmente ausentes en la Alianza Opositora. Subestimaron la clase media y el voto consciente.   ¡Importante error político!

La  oposición no contempló alianza a nivel de diputados, regidores ni vocales. Cada partido conformó sus boletas en esos niveles.  Inclusive, en varias provincias y municipios no hubo alianza para cargos municipales ni senatoriales, por lo cual los candidatos del  PLD-FP-PRD competían entre sí como radicales adversarios. Tan raro fue ese acuerdo, que entre ellos se enfrentaron con candidatos a senadores como rivales en 9 provincias. ¡La alianza se percibió huera y falsa!

Un ejemplo elocuente de ese error fue la alianza en en Santo Domingo Este: Unidos alrededor de la candidata a la senaduría; pero fueron separados para la alcaldía.  E·l PRD mantuvo a  Wanda Rosado  y FP a Julio Romero que, las encuestas les marcaban 0.47 % y 8.8 %, respectivamente. Mientras el candidato Luis Alberto del PLD tenía 52 % en la intención del voto. Esa división arrojó estos resultados finales: La señora Rosado, 7 días antes de las elecciones, pasó a respaldar al PRM; FP-Romero sacó 5.02 %.  El PLD-Luis Alberto quedó  en segundo lugar con 35.13 %. ¡Chantajes, prepotencias, sectarismo  afectaron la alianza. Ese caso se repitió en varias demarcaciones!

No fueron capaces de realizar actividades proselitistas con participación de los principales líderes y candidatos en actos conjuntos.  En provincias y municipios los candidatos desarrollaban sus planes de campañas  totalmente por separado. ¡Debilidad que proyectó una negativa percepción de la Alianza Opositora!

Ante el fracaso de la Alianza Opositora en las elecciones municipales (de 158 alcaldías, apenas ganaron 24), se creó una alta expectativas de posible compactación de la Alianza con la convocatoria al  acto, del pasado 25 de marzo,  con las presencias de los máximos líderes de los aliados PLD-FP-PRD. Ese día se informó unificación para otras 19 senadurías.   ¡Nada más! Gran decepción!

La fase final de la campaña resultó dividida y deslucida para la Alianza. Se  limitaron a esperar el “milagro de una segunda vuelta”. Fueron incapaces de realizar un acto conjunto y  masivo. Descuidaron el imprescindible trabajo del “Día D”,  buscar y llevar a votar a sus simpatizantes y preparar técnicamente a sus delegados ante las mesas electorales. ¡Soñando con el balotaje! ¡Despertaron por una pesadilla!

Finalmente, por separado,  FP-Leonel  se alió con PQDC-BIS-PDI-PSC-MR. Mientras que  PLD y PRD no conquistaron un solo aliado.  Todo esos errores afectaron la “Alianza Opositora”, arrojando  estos pobres  resultados:  Votación total 39.47 % de la Alianza (29 %-FP, 10 %-PLD y 0.47 %-PRD), 3 senadores FP y ningún senador PLD-PRD;  28 diputados FP,  12-PLD  y uno-PRD. ¡Decepcionante derrota de la Alianza Opositora!

Ahora bien, el futuro de la oposición política dependerá, en especial para los líderes y dirigentes del PLD y FP, de la madurez y capacidad política de realizar con seriedad una  evaluación objetiva, profunda, crítica y autocrítica para no repetir esos errores y ser capaces de identificar sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas para levantarse como el ave fénix para continuar haciendo aportes al progreso, justicia social y modernización de RD. ¡Si así lo hicieran tendrán un venturoso futuro!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí